Como hacerse amiga de los síntomas de la ansiedad

Aceptar los sintomas de la ansiedad y el estrés crecimiento personal terapias alternativas Anamaya espacio consciente barcelona

En la mayoría de los casos cuando tenemos ansiedad o estamos sufriendo un periodo de fuerte estrés, aparecen molestos síntomas físicos, además de loa psicológicos que nos ocupan la mente con preocupaciones, obsesiones y miedos. Los más comunes, como ya vimos en nuestra pagina de síntomas que puedes consultar aquí, son la taquicardia, la respiración corta y difícil, el insomnio, etc. Cada uno los experimenta a su manera, porque como somos todos distintos y con una diferente sensibilidad y vulnerabilidad frente a los efectos colaterales de la ansiedad. Mientras estamos en un proceso de sanación o estamos intentando aliviar, reducir o eliminar nuestra ansiedad puede resultar muy útil saber como reaccionar y convivir con estos síntomas, incluso cuando aun no los hemos eliminados del todo. Hay muchísimas herramientas para ir aliviando y eliminando estos síntomas, como por ejemplo la respiración, básica y primordial para nuestro bienestar, como te explicamos en éste articulo, o la meditación activa que proponemos en este otro enlace. Pero si aun no tienes familiaridad con estas prácticas o aun te cuesta hacerlas, mi propuesta es: hazte amiga de tus síntomas! Como se hace?

Primero de todo recuerda que la manera en que vivimos y experimentamos nuestra realidad es subjetiva y relativa a nuestra forma de ver las cosas. Cada uno de nosotros tiene una sensibilidad diferente y una interpretación distinta de la realidad, lo objetivo en naturaleza humana no existe, todos nosotros filtramos la realidad a través de un filtro personal. De esta manera las cosas tienen un peso y una importancia diferente para cada uno. Asimismo los síntomas de la ansiedad pueden ser vividos como una tragedia para algunos y como algo un poco molesto para otros. Recordamos, como hemos comentado varias veces, que este filtro a través del cual vemos la realidad es el fruto de la educación y las experiencias vividas a lo largo de la vida. Entonces primero de todo ten presente que eres tú quien decide la importancia, el valor y la magnitud de lo que experimentas, tú tienes ése poder. Tú eres quien decide cuando y como te afecta algo, que sea un acontecimiento, una emoción o un síntoma físico y esto puede llegar a transformarlo por completo. Así que preguntarte: como quiero vivir esto? como quiero que me afecte? quiero esta mal o bien? quiero que la ansiedad me impida vivir una vida normal y disfrutar? Responde desde el corazón y no desde la cabeza!

El segundo punto a tener en cuenta es la aceptación de aquello que estamos experimentando como hecho natural y necesario en nuestro crecimiento. Todos los acontecimientos de nuestra vida suceden por algo y son parte del camino de la vida, de un proceso de crecimiento que es nuestro objetivo como seres humanos. Así que te invito a intentar no juzgar aquello que vives, sino a agradecerlo porque es una nueva experiencia para ti, aunque tu la veas como negativa. Recuerda que tenemos siempre la tendencia a juzgar como malo aquello que no nos gusta o que no estamos preparados para aceptar o experimentar. Pero el concepto de bueno y malo no es natural, es algo que el hombre ha creado sobre todo a partir de conceptos y juicios de tipo religioso. Si aceptamos la idea de que las cosas son como son porque la natura quiere así, nos resultaría mucho mas fácil aceptarlas, y si conseguimos aceptarlas en lugar de juzgarlas, que peso crees que tendrían en nuestra vida? Cuando juzgamos a la realidad de alguna manera estamos juzgándonos a nosotras mismas, así que intenta ser más amable contigo misma y suelta el peso de éste juicio.

Finalmente te propongo experimentar tus síntomas de una forma diferente. Primero: elimina el miedo, no te asustes; el miedo está en la cabeza y la mente es muy poderosa, lo que piensas creas a través de la frecuencia vibratoria, así que vigila tus pensamientos! Es muy importante generar pensamientos de aceptación y positivos cuando estamos experimentando un síntoma molesto o doloroso fisicamente. Segundo: dale el peso que quieres que tenga, y mucho cuidado con nuestro saboteador interior! Si un ataque de ansiedad te impide salir con gente y disfrutar de la compañía, recuerda cual es la consecuencia si dejas de hacer cosas; aquello que dejas de hacer es aquello que crees inconscientemente no merecer (por ejemplo la compañía de tus amigos, una noche divertida, conocer gente nueva) y aquello que obtienes privándote de cosas es tu autocastigo (por ejemplo soledad, tristeza, aislamiento). Son decisiones totalmente inconscientes que pero puedes transformar y redirigir. Así que intenta analizar realmente la gravedad de este síntoma que se te presenta, en realidad te impide salir con tus amigos? Tercero: aprende a convivir con ellos! Si por ejemplo tienes la tendencia a tener taquicardia, no te alarmes cada vez que te viene, no te asustes, porque no harás otra cosa que amplificarla y aumentarla. Hazte amiga de la taquicardia y acéptala. Tu cuerpo te está hablando, así que párate un momento, mira lo que estás haciendo o lo que estás viviendo en este momento y cuida tu cuerpo y tu mente. No te vas a morir, ni te va a dar un infarto, simplemente piensa: – Estoy bien, mi corazón solo necesita relajarse! Todo está bien!– Siéntate, respira lentamente y siente tu corazón, no intentes que pare de ir tan rápido, simplemente escúchalo y acepta. Verás como te calmarás en seguida!

Intenta ocuparte de ti misma, no descuides tu salud en ningún momento, nada en absoluto es mas importante que tu! Y recuerda que siempre es mejor aprender alguna sencilla técnica de gestión de la ansiedad para que puedas empezar a eliminarla de verdad!

 

Lorena Giocasta

Terapeuta energético-emocional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *