7 junio, 2017

Sintomas

¿ESTÁS ANSIOSA, ANGUSTIADA, ESTRESADA?ESTOS SON TUS SINTOMAS!

A veces no siempre es fácil detectar que tenemos ansiedad o estrés, cuando no tenemos familiaridad con los síntomas, sea porque son nuevos para nosotros, sea porque los confundimos con otras enfermedades. Que pasa en nuestro cuerpo cuando tenemos ansiedad? Pues la lista de síntomas es muy muy larga, porque dependiendo de la sensibilidad de cada uno somatizamos de una u otra forma. Pero hay algunos que son los SINTOMAS ESTRELLA y suelen aparecer siempre, sobre todo en las mujeres, incluso en formas de ansiedad leve.

Conviene precisar que los síntomas de la ansiedad, así como de cualquier otra enfermedad física (aunque nosotros no consideramos la ansiedad como una enfermedad), son una respuesta biológica y química de nuestro cuerpo a un determinado estimulo peligroso para nuestra supervivencia.

La ansiedad es una consecuencia de un exceso de actividad física y/o mental y/o emocional en la cual la persona experimenta una sobreestimulación en uno o más aspectos de su vida, la cual la lleva a estar en alerta constante para mantener la supervivencia.

Taquicardia y sensación de ahogo. Ansiedad, angustia, estrés.

TAQUICARDIA: los latidos del corazón aceleran, de forma constante o inconstante. A veces podemos experimentar una aceleración constante durante todo el día que nos genera cansancio y molestia, otras veces puede que tengamos momentos repentinos en los cuales el corazón pega unos latidos acelerados y más intensos, como si fuera a explotar. Esta sensación es muy molesta porque a parte de incomodo y a veces doloroso, puede pegarnos un buen susto si nos coge desprevenidos! Estamos tan tranquilos y de repente....Pum! Un susto de muerte! Y empezamos a pensar "Madre mía, me está dando un infarto!" y no...no es un infarto...es ansiedad!

SENSACIÓN DE AHOGO Y MOLESTIA EN EL PECHO: nos cuesta respirar debido a la aceleración cardiaca y la respiración se hace más corta, a menudo porque experimentamos una molestia en el pecho, que nos oprime y a veces puede llegar a doler mucho, sobre todo si intentamos respirar ahondo. La combinación de la mala respiración y la aceleración cardiaca son las responsable de este dolor y esta sensación de ahogo, como si tuviéramos un peso pegado en el pecho que no nos permite corregir la respiración.

MAL HUMOR, NERVIOS Y RABIA: una sindrome premenstrual constante!!! -No me digas nada, no me hables ni me mires!- Esto es lo que nos gustaría decirle a todo el mundo cuando estamos así! Como estamos bajo una presión interna de la cual aun no somos conscientes, nuestra mente saturada responde con rechazo a cualquier estimulo y claro...no conseguimos controlar nuestras emociones ni nuestras reacciones.

MAL SUEÑO Y PESADILLAS: no conseguimos dormir. Poco, mal, a ratos...o sueño de mala calidad, la cuestión es que no conseguimos descansar como debido! La mayoría de las veces prevalece la dificultad en tomar sueño al acostarse por el excesivo trabajo mental o por los restantes síntomas físicos que nos molestan. Otras veces nos dormimos pronto pero no paramos de despertarnos varias veces durante la noche, resultado el sueño no nos regenera porque nunca alcanzamos la fase de sueño profundo. Otra veces nos despertamos a las 4 o 5 de la mañana y ya no nos volvemos a dormir...y nos levantamos más cansadas de cuando nos acostamos!

AGOTAMIENTO FÍSICO Y MENTAL:  ya solo con los síntomas anteriores es comprensible que estemos echas polvo! Pero si  además le añadimos una vida medianamente ajetreada que es la que solemos tener las mujeres, entonces....apaga y vamos! Esa sensación de agotamiento que a las 11 de la mañana cuando llevas solo 1 hora en el trabajo, pero que para ti son como las 8 de la tarde, porque te has despertado a las 7, has hecho el desayuno a los niños y/o a tu pareja, has fregado los cacharros, has tendido una lavadora, te has duchado y vestido (a ti y a los niños), los ha llevado al cole, has sacado al perro, has cogido el metro, has cambiado dos lineas para llegar a tu trabajo y nada más llegar tu jefe te llena de tareas! Esa sensación que te hace imaginarte dentro de tu cama, con el edredón hasta las orejas y un candado en la puerta para que el mundo te deje en paz un ratito! Esta es la sensación que te acompaña cuando tienes ansiedad!

Si te sientes así, no te preocupes....no estás al borde de la muerte....solo estás al borde de una crisis de nervios!!! Pero bienvenida al club de las que la han pasado y han sobrevivido!! No estás sola!! Como tu hay millones de mujeres en el mundo que sufren estos síntomas y que cada día son esclavas de la ansiedad, el estrés y los nervios!!! Pero hay una buena noticia para ti: puedes curarte y además de forma totalmente natural, sin pastillas ni drogas!!!

Echa un vistazo a mi herramienta de trabajo y como consigo ayudar a las mujeres a salir de la ansiedad de forma fácil y natural!